José Martí: tendiendo puentes de libertad

Adriana McLamb National

El Instituto Libre honra hoy a Jose Martí, poeta y patriota cubano nacido el 28 de enero de 1853. Nos entusiasma poder recordar el legado de Martí quien vivió la mayor parte de su vida en New York como exiliado, y desde esa pujante ciudad escribió abundantemente sobre Hispanoamérica. Durante su lucha por la libertad de Cuba, Martí dedicó mucho tiempo a establecer un puente entre los hispanoamericanos y los norteamericanos, entendiendo la importancia de promover el entendimiento entre vecinos. En las obras completas de José Martí sus “Escenas Norteamericanas” son una compilación de sus crónicas sobre la vida en Estados Unidos, que en su momento fueron publicadas en diversos periódicos hispanoamericanos para que conocieran de primera mano cómo era la vida, la sociedad y el gobierno en la nación del norte. Asimismo, Martí escribía para el periódico The Sun, y sus crónicas en inglés hablaban de las naciones hispanoamericanas, sus pobladores, los forjadores de la independencia y las claves culturales de la América hispana.

Desde estas plataformas, José Martí hablaba de libertad, de los logros que la libertad había posibilitado en Estados Unidos, la manera en la que se dirimían en los periódicos y medios de la época los problemas del país, las libertades conquistadas por los trabajadores, y cómo se creaba la riqueza en aquel gigante del Norte que comenzaba a despegar como potencia mundial en las últimas décadas del Siglo XIX. Dedicó artículos al poeta Walt Whitman, al educador y pensador Ralph Waldo Emerson y al General Ulysses Grant, entre otras figuras notables de la vida norteamericana.

De Nuestra América, como le llamaba a las naciones hispanoamericanas, habló con enorme cariño y conocimiento. Su revista dedicada a los niños “La Edad de Oro” incluía semblanzas de Simón Bolívar, José de San Martín y otros héroes latinoamericanos. Enseñó a los norteamericanos a entender a las culturas indoamericanas, la herencia cultural española y reseñó vidas ilustres de pensadores y maestros como Andrés Bello, o poetas como José María Heredia.

La devoción de Martí fue la búsqueda de libertad y el respeto a la dignidad humana. Por esos ideales vivió y entregó su vida. Que su ejemplo nos sirva a todos los hispanoamericanos para no abandonar el sueño de libertad y prosperidad que nos trajo a tierras norteamericanas.